Steak'n'eggs?

(¿Y este quién es?)

 

Cachorro de la Escandón (Chilangotlán, 1979) que por vivir en un departamento con pasillo era ignorantemente feliz de su clase media fregadona y media.

Obligado a convivir con burgueses clasemedieros y educado por lasallistas, creyó por unos años ser parte integral de ese todo hasta que entrada la adolescencia se alejó del buen camino y llevó sus pasos hasta el borde de la Literatura Underunderunderground.

 

Deambulando por la periferia de rola con sus melcochoros llenos de desamor y florituras rimaditas se topó con la obra de Alias el HACS, Rodrigo Solís, Mario Santiago Papasquiaro y se contagió de roña, blues y guacarrock.

Desde esos andares subterráneos se ha dedicado a desaprender lo zambutido en la escuela hasta comprender que a la poesía no la hace la rima y es una especie de poetoide que busca arrancarle a la poesía la formalidad con que la visten los doctores de las letras. Lo mismo le dio presentarla en plazas públicas, escuelas o microbuses para sacar la papa. Así, casi por casualidad, se convirtió en miembro fundador del colectivo Poetoidesía Mexicana.

 

Naufragando en la red ha encontrado varios escaparates para su palabrería y coordinado algunos talleres virtuales, siendo Trovadictos.com su base de operaciones en la Matrix. Así, sus letrinas llegaron hasta el otro lado del charco, directito hasta los ojos de Ángel Ravelo, cantautor canario que se dio a la tarea de volver canciones un par de textos del Morocco: En el Huerto de los Olvidos y Hoy Todo Ha Salido Mal, esta última forma parte de la banda sonora de la película española Los días vacíos de Daniel León Lacave. De este modo ha logrado salir de su cómodo anonimato nacional, para volverse un perfecto desconocido en la escena cultural underunderunderground europea.

 

Cuando el maestre Rodrigo Solís (RoT) y el perito Santiago Chávez (S) emprendieron el ambicioso proyecto editorial colectivo (anarco, cibertrónico, autónomo, autogestivo y chingón) La Tortillería Editorial en el año 2004, utilizaron al Moromiau como piloto de pruebas/conejillo de indias para cazar insectos y otros errores en la programación de la cuchufleta. Más tarde se convirtió en editor y administrador de la página de la mismísima Editorial de las Masas. De los libros ahí publicados no le gusta hablar, pregúntenle por ellos para molestarlo.

 

 

Orillado por el subempleo y las bajas ventas de la poesía en los camiones, se metió a una coladera de la Cd. Monstruo y la ingrata lo escupió hasta tierras potosinas. Ahí fue convidado a escupir su verborrea a través de las ondas radiales desde las cabinas de Radio Universidad Potosina como locutor invitado en los programas 1,2,3 Trovando y Giraluna Magazine.

Aprovechó el ostracismo de su ciudad natal para darse el lujo de pulir su personaje, confirmando que lo suyo es payasada pura.

 

Disfrazado de vagabundo hizo casting con varios jóvenes directores en ciernes y ha colaborado en sus proyectos como actor, guionista y corrector de diálogos en algunos cortometrajes. Sobresalen Hazmerreir, La tortuga de arena y Me verás volver del joven director potosino Joaquín Loustaunau, Jacko pa’ los cuates. Por si fuera poco, el tal Jacko incluyó fragmentos de El cuarto de triques, poema del Miau, en su primer largometraje: Realidades de humo.

Tras un viaje de autoconocimiento conoció que no le gusta la vida en provincia y se volvió para su natal DeFectuoso para ser recibido con la imprenta abierta y la invitación a ser incluido en las antologías http://poesiacero (Café Literario y Generación Espontánea, 2008) y Cupido Internauta (Generación Espontánea, 2009), tras lo cual se adhirió con poquito pritt al movimiento Fusionista y sus poetaSerpientes (mismos que han terminado por devorarse a sí mismos como el mítico uróboro, así son los ofidios). También fue publicado en la revista Síncope, proyecto de difusión literaria de algunos estudiantes de la UNAM y seleccionado para la antología Somos Poetas ¿Y Qué? (Honda Nómada, 2010) en su volumen dedicado al Detritus Federal.

A finales del 2009 su proyecto La Palabra Ladra fue seleccionado para el programa Redes para el Desarrollo Cultural Comunitario de la Secretaría de Cultura de Chilangotlán de los Imecas, llevando sus palabrotas hasta oídos cachorros y banda solidaria del exDeFe a la que jamás habría pensado llegar. Por las mismas fechas fue invitado para fingir (sic) como jurado en el concurso Musisensibilizate por la NO Violencia organizado por el IPN. Incluso se juntó con una manada de palabreros para organizar un slam en el Reclusorio Norte, salieron conmovidos por los versos forjados tras las rejas (no, no sabemos por qué dejaron salir al Miau).

 

Cotorreando la palabra ha unido su blablablería con la de Adolfo Ramírez y Emiliano Robles, armando el chou urbano y prosaico Poesía MalDezida y llevándolo a diversos antros dizque culturales del DeFiéndete. Poesía MalDezida es una comunión que pretende derribar la cuarta pared que separa al escenario del público, poesía de carpa que coloca los versos al nivel de la calle y dónde los protagonistas rolan el trago y la palabra a pico de botella con los espectadores.

Por ahí del 2010 resultó ganador del eSlam Bicentenario organizado por la Casa del Lago en el Laboratorio Arte Alameda y curado por Rojo Córdova. El triunfo de Miauricio no puede sino atribuirse al más gusto de los jueces. Sin embargo fue suficiente para colarse al Festival Internacional Poesía en Voz Alta celebrado con tino y buen gusto por la mentada Casa del Lago (el Miau es la excepción que confirma la regla). Su presencia en PVA le ha permitido escabullirse a varios medios de comunicación como Radio UNAM, TV UNAM, Radio Ibero, Código D.F., los periódicos La Jornada, La Unión de Morelos, Milenio TV y hasta una mención de su obra en El País en una entrevista a Pacho Paredes, así como la Revista 192, donde publicaron una selección de sus menos piores poemas.

 

Abriéndose camino a palabrazos ha llegado a diversos e inesperados escenarios como el Vive Latino, el Cine Nacional, el Recital Chilango-Andaluz, el Encuentro Hispanoamericano de Escritores Horas de Junio en Sonora. Incluso formó parte de una gira slamera por las ENEP de la UNAM en colaboración con el Museo del Chopo. También se ha vuelto activo colaborador de la Secreta de Cultura de su natal Chilagotlán como promotor de la lectura a través de los programas de Letras en Guardia, Letras en Fuego y las Librerías Itinerantes.

Durante un tiempo se volvió asiduo participante de la escena eSlamera mexicana. Incluso hasta se llegó a prestar, como buen payaso, al circo de subirse a un cuadrilátero con sus poemas. De esta experiencia se lleva haber derrotado a las campanas de la Catedral al medio día y lamenta no haber lesionado a algún poeta de alto pedorraje. De su paso por el eSlam queda la satisfacción de haber participado en experimentos tan valiosos como el primer Slam Infantil convocado por el Colectivo Poesía y Trayecto o el primer Slam de Poesía y Danza Spoken Kinético organizado por Luisa González. Queda también el documento eSlamex, primer antología de eSpoken Word mexicano (Honda Nómada, 2013), una selección de Rojo Córdova que incluye textos críticos, textos lúdicos y selección auditiva para descargar.

 

Algunas de sus creaciones más espeluznantes y horrorosas han sido seleccionadas para empolvar las páginas virtuales de la revista Penumbria. Su cuento Pelo de Gato forma parte de Penumbria Año 1 (Ediciones Penumbria / KGB, 2013), antología de cuento fantástico que reúne lo mejor del primer año de la revista digital, desde el punto de vista de Miguel Lupián. Los necios penumbrosos le dan entrada al poetoide y han publicado sus espantosos textos en sus selecciones, tal es su afán por despertar al Horror Cósmico.

 

Actualmente es un constante colaborador de Poesía en Voz Alta de Casa del Lago, forma parte del roster de poetas de Poesía en Voz Alta Itinerante, programa que lleva PVA a diversas escuelas de la UNAM, y que además abre un espacio para la expresión de los estudiantes ya que organizan concursos de los que nuestro poetoide ha sido juez, ejecutor y verdugo; ya que ha sido encargado de impartir algunos talleres de Poesía en Voz Alta para los participantes. También es invitado recurrente al espacio de PVA + Sonidos Urbanos, dónde un poeta se vuelve telonero de algún grupo de rock.

Tras observar que el libro impreso comienza a perder vigencia ante el arrebato de la tecnología y avance de los libros electrónicos, decide aceptar el ofrecimiento de Lengua de Diablo Editorial de publicar su primer y único libro —desde que desenchufaron La Tortillería le ha dado por negar la existencia aquellos primeros libritos autogestivos—. El cuarto de triques (Lengua de Diablo, 2015), es una plaquette de 40 páginas que contiene una selección de poemas intimísimos que abarcan un lapso de 13 años en la vida del autor. «Es como una ventanita para asomarse a sus entrañas, una disección a la cardiotripa de Miauricio, saborear el tuétano del alma», dice el muy payaso sobre su propio libro hablando de sí mismo en tercera persona… ridículo. La curaduría del libro y el cuidado de la edición estuvieron a cargo del autor, cúlpese a él de cualquier errata.

Invitado por Rebeca Arvayo, se sumó al esfuerzo de Gerardo Bustamante para resucitar la palabra de Abigael Bohórquez y montó con Adolfo Ramírez y Mardonio Carballo algunos poemas del poeta sonorense mezclando poesía con bacananora y música norteña.

Esta cercanía con Mardonio le valió la invitación para montar La Bestia y trepar un poema al tren de Gabriel Macotela y Demián Flores. Ahí van pinturas y poemas recorriendo museos buscando una reflexión sobre la migración y la otredad.

 

Después de desvelarse durante años criticando con rigor los comerciales de la televisión, le llegó la oportunidad de demostrar que él podía hacerlo igual o peor. No es tan fácil. Sin embargo, ha tenido el chance de embarrar el buen nombre de algunas marcas con su fea letra, como los cuentos para niños que escribió para Santa Clara y un par de cosas que le enorgullecen para el Museo Memoria y Tolerancia.

 

Algunas personas dicen que es el gran hablador, que traga vidrio y caga canicas, pero nada ha sido comprobado porque no lo han visto en calcetines. A día de hoy sigue esperando a Waits y el milagro que vendrá. Mantiene una estúpida y aburrida batalla con su homónimo y anhela enterarse que ya es famoso en los Balcanes. Mientras tanto ha aprendido a comprenderse como payaso que no acepta su oficio mientras se disfraza de poeta para engañar al respetable.

Share
Share