Serena, Sirena,
.          ya sabremos salir del pozo.

¿Ves ese punto de luz?
.          Es el huevo luminoso
.          
donde duermen nuestros sueños.
.          
Seré nado y nadaremos
.          
cuando suba la marea.

Sumérgete en mis brazos
si sientes que te mareas.

Merecemos mucho más
que meros sueños
pero serénate, Sirena,
serenados llegaremos.

Yo
soy sincero
.          si te digo
.                    que quiero
.                              contigo
.                                        subir
.          hasta el punto de fuga
.                              donde trazamos nuestro sueños.

¿Ya viste que cuando cantas
.                              
sube pronto la marea?

Serénate, Sirena,
.          conserva la esperanza
.                    y nadaremos abrazados
.                              como espermas en pos del cigoto,
.                                        ese punto de luz
.                                                  que se gesta en tu vientre.
.                                                  Serenada lo verás.

.                                                  Sirena, se sincera,
.                                        se congruente con tus sueños.
.                              La tangente nos aleja
.                    y nada haremos separados.

.                              Somos seres escogidos,
.                    lo saben tus ojos y tus senos
.          que sueñan con mis hijos.

.                    Suerte y serenidad me faltan,
.          me falta fortaleza,
me falta la luz de tu voz.

Sin ti ya no se nada.
.                    ¿Sin ti hacia dónde nado?

.                              Sirena no te sumerjas,
.                                                            no me dejes a la deriva.

.                                                            ¿Sin ti a dónde he de llegar?

.          Se que decir lo tengo todo,
.                    sin ti ¡ay!
.                    es decir no tengo nada.

.                                                            ¡Sirena, seré nada sin ti!

¡Sirena!
.          Nada.
Nada serenada, sirena.
.                    Nada.
.                              Seré nada.

—Miauricio Jiménez, Barranca del Muerto, 2002.


Ilustración: Modificación de Cinthia Balderas a una silueta de sirena.

Share
Share