Encontré una caries en mi pecho,
una ausencia pequeñita,
un hoyo negro diminuto que me absorbe.

Anoche comenzó a supurar,
llora un líquido negro,
.                       espeso,
que mancha lo que toca.

Crece despacito,
.          anega todo a su paso,
lo sumerge en un dolor pesado,
lo baña de lloro oscuro.

Supongo que ya llegó al corazón,
sentí su silencio momentáneo,
una mordida en el palpitar
.                            y después
.    un flujo de tristeza.

Creo que me infectó la sangre,
siento su penumbra
.                         avanzar por mis arterias.
Los músculos la absorben,
engordan de negrura.

Tengo la noche en el cuerpo,
noche cerrada de luto urgente.

Es sólo vacío,
un agujero en la querencia
que me colma de duelo.

Soy sombra aferrada a mi calavera.

Se puede ver bajo mi pupila,
ensancha el negro tras el negro
y una capa mate de ámbar gris
.                      me muere el brillo.

Se acumula bajo mis párpados,
es el alquitrán de mis ojeras.
Temo que quiera desbordarme…


Tatuaje: Esquizito.
Música:
La Rêveuse de Marin Marais por Jordi Savall.
Cólera Negra fue convertido en video para el proyecto #Nümeno de Plataforma Contemporánea de Arte + Cultura [ a.c. ] en el 2014.
Video: Frch Martínez.
Música: Abigail V.
Modelo: Rossana Lazcano.

Cólera negra fue una urgencia. El poema me brotó del fondo de una tristeza profunda que me carcomía y me envolvía. La primera vez que lo subí al escenario se me ocurrió pintarme las venas con un plumón y mostrar mi antebrazo al público al decir «siento su penumbra avanzar por mis arterias». Di me hizo el paro con las rayas y cuando vi las líneas negras sobre mí piel supe que las quería permanentemente. Mi cómplice Esquizito hizo el resto y se convirtió en mi segundo tatuaje.

MJM

Share
Share